Luxury Avenue | Krei | Ultrafemme
Skip to content
big-bang-unico-yellow-magic-42-mm-LF1

Materiales innovadores: la alquimia moderna de Omega y Hublot

La importancia de la invención de nuevos materiales en la relojería no está lejos de la que tiene la creación de nuevos componentes o soluciones mecánicas. Desde hace años, muchas marcas realizan grandes inversiones para tener sus propios laboratorios que desarrollen aleaciones vanguardistas. Se trata de una cuestión estética, por supuesto, pero también de ofrecer materiales de mayor calidad y duración a los clientes.

Entre las innovaciones de 2021, destacan el Bronze Gold de Omega y la cerámica Yellow Magic de Hublot, dos firmas que se distinguen por su compromiso con la alquimia y la magia modernas en cuestión de materiales. Aquí te explicamos por qué son tan especiales.   

OMEGA

La lista de aleaciones exclusivas de Omega se enriquece en serio con el debut del Bronze Gold en un modelo Seamaster 300 de 2021. El desarrollo de esta aleación es muy interesante, no solo por cuestiones técnicas, sino por las razones que llevaron a la marca a crearla y que revelan una mentalidad enfocada en el cliente al 100%.

Omega-Seamaster-300-Bronze-Gold-1-1

Para Omega, las aleaciones existentes de bronce no eran una opción real. Primero, porque no son totalmente hipoalergénicas, por lo que no conviene utilizarlas en el fondo de la caja o en el broche de la correa, que, por lo general, están hechos de materiales como titanio o acero. Y segundo, porque no los convencían del todo la apariencia de esas aleaciones ni de su pátina que se va originando con los años.

Con esto en mente, los especialistas de la marca crearon una aleación de bronce única que se puede usar en contacto directo con la piel porque resiste incluso la corrosión superficial. Así, la caja del Seamaster 300 es de Bronze Gold por completo, igual que el broche de la pulsera. Además, tiene el color que Omega quería y que se encuentra entre el oro Moonshine de 18 quilates y el oro Sedna de 18 quilates, exclusivos de la Casa.

Para lograr lo anterior, la aleación es mucho más compleja que las que usan cobre y estaño, principalmente. El Bronze Gold contiene 50% de cobre, 37.5% de oro de 9 quilates, 5% de plata y ese mismo porcentaje de galio y paladio. El cobre le da un suave tono rosado, mientras que el oro contribuye a la resistencia a la corrosión. La plata, el galio y el paladio mejoran la tonalidad y el brillo, pero también las propiedades de la pátina.

Para Omega es esencial que la corrosión no produzca la oxidación verdigris que aparece en muchos objetos hechos de bronce, sino que la pátina sea lo más parecida posible al color original de la aleación.

Materiales innovadores: la alquimia moderna de Omega y Hublot

Como decíamos antes, la habilidad de Omega para desarrollar materiales innovadores no se gestó de la noche a la mañana. En 2012, presentó el oro Sedna de 18 quilates, su aleación de oro rosa que es más resistente a la decoloración y mantiene su brillo con el tiempo. Contiene 75% de oro, 20% de cobre, que influye en el color, y 1% de paladio, que sustituye a la plata y ayuda a estabilizar el material.

En 2019, lanzó el oro Moonshine de 18 quilates, una aleación con un tono más sutil que el oro amarillo tradicional y una mayor resistencia que le permite mantener su color y su brillo. Está hecha de 75% de oro, 9% de cobre, 14% de plata y 1% de paladio.

También tiene el oro Canopus de 18 quilates, con todas las cualidades de otros oros blancos de 18 quilates, pero con un brillo, blancura y longevidad asombrosos, gracias a la combinación de oro, paladio, platino y rodio.

Y qué decir del Ceragold, que desde 2010 permite decorar las partes cerámicas del reloj con oro de 18 quilates; esto es posible gracias a un proceso de electroformado para que el oro crezca dentro de las cavidades de la escala de buceo del bisel grabadas a láser. Hay grandes alquimistas en la manufactura de Biel/Bienne.  

HUBLOT

Materiales innovadores: la alquimia moderna de Omega y Hublot

No menos impresionante es lo que ha logrado Hublot en el campo de materiales también desde 2010, cuando la manufactura creó su departamento de investigación y desarrollo (I+D) interno con un grupo de innovadores llegados de BNB Concept. Esa firma fabricaba impresionantes mecanismos complicados de alta relojería para Hublot y otras marcas, y se fue a la quiebra en aquel año.

Hublot posee su propio laboratorio de metalurgia y materiales, y una fundición. Entre sus muchos desarrollos, el de la cerámica de colores brillantes llama la atención porque encarna perfectamente la visión que la Casa tiene de la relojería como un espectáculo que hechiza a la gente e invita a disfrutar el lado positivo de la vida.

El primer guardatiempo de este tipo fue el Big Bang Unico Red Magic de 2018, al que le siguieron piezas en azul, beige, verde y, en 2021, el fascinante Big Bang Unico Yellow Magic.

Producir esta cerámica amarilla brillante tomó dos años, pues implica largos procesos de prueba y error hasta dar con el tono correcto al añadir diferentes materiales (óxidos de hierro). Luego se tiene que industrializar la investigación.

Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot, ha explicado que la cerámica de colores oscuros es menos desafiante que la de colores brillantes porque, en el caso de esta última, trabajan con temperaturas y presiones bastante altas (600 toneladas por centímetro cuadrado durante tres horas) para sintetizar el material, y existe el riesgo de quemar los pigmentos o generar pequeños defectos en la fabricación.

Materiales innovadores: la alquimia moderna de Omega y Hublot

Sin embargo, la marca ha superado el reto de conservar las propiedades y la colorimetría de los pigmentos, y no solo eso: su cerámica tiene mayor resistencia al desgaste porque es más dura que la tradicional (1,350 HV en la escala de Vickers frente a 1,200 HV).

Hublot ha tenido una relación especial con los materiales desde su fundación en 1980, cuando introdujo un reloj con caja de oro de 18 quilates y correa de caucho. Esa característica se mantuvo con el lanzamiento del famoso Big Bang en 2005, con el uso de carbono, cerámica y titanio. Pero el Magic Gold de 2012 dejó claro que la marca iba muy en serio en este campo. Es el primer oro de 18 quilates resistente a los arañazos y que conserva su belleza, brillo y aspecto pulido, gracias a su dureza de casi 1,000 HV. Se crea al inyectar el oro en los poros minúsculos de la cerámica.

La firma también ha usado cermet (cerámica y metal), King Gold (oro y platino), Texalium (fibra de carbono y aluminio) y Hublonium (magnesio y aluminio).

Pero el otro material que domina como nadie es el zafiro, que empezó a utilizar en 2016 en el Big Bang Unico Sapphire. Hublot es líder en su industrialización, con los retos que eso significa por la dificultad de cortarlo. Como en el caso de la cerámica, ha sido capaz de fabricar zafiro de varios colores.

En 2021, lanzó el Big Bang Integral Toubillon Full Sapphire, con la caja y la pulsera integradas hechas de zafiro. Hay grandes magos en la manufactura de Nyon.    

Síguenos en Instagram.

Para consultar la disponibilidad e información de relojes, comunícate con nuestro Concierge (998) 109 0940. Estará encantado de atenderte.

Continúa con:

¿Relojes de titanio? Estas son sus ventajas y desventajas

Notas relacionadas