Skip to content

Conoce la historia de Bvlgari

Bvlgari no necesita presentación, se trata de uno de los sinónimos del lujo italiano e internacional. Fundada en Roma en 1884 por el talentoso platero griego Sotirio Bulgari (Sotirios Boulgaris), la firma afianzó una reputación de excelencia italiana con exquisita artesanía y magníficas creaciones de joyería. A lo largo de las décadas, las generaciones Bvlgari han ido destilando un distintivo estilo a partir de vibrantes combinaciones de colores, volúmenes exquisitamente equilibrados e inconfundibles motivos que rinden homenaje a las raíces romanas de la firma. Aunque siempre veneraba su legado cultural, Bvlgari introdujo innovaciones que reescribieron las reglas del universo de la joyería y lanzó nuevas tendencias que han destacado como iconos del diseño contemporáneo.

Los exquisitos adornos de plata labrados por Sotirio Bulgari eran muy apreciados por los turistas ingleses que iban a Roma para realizar el tradicional Grand Tour y gracias a ellos floreció el negocio. Después de la apertura de la primera tienda de Via Sistina se sucedieron otras en Via Condotti y otros destinos turísticos. Cuando se unieron al negocio los hijos de Sotirio, Giorgio y Costantino, estos intuyeron que, para crecer, la empresa familiar debía centrarse en la alta joyería, aprovechando el fructífero legado de la platería.

Las primeras creaciones de alta joyería de los años 1920 aún reflejaban el diseño de la tradicional escuela francesa, incorporando platino y diamantes con geométricos y estilizados diseños Art Déco. A partir de la década de 1940, empezó a emerger el genuino estilo italiano de Bvlgari, incorporando el soleado brillo del oro amarillo y las sinuosas espirales de las creaciones Serpenti.

Colores audaces y un aire ecléctico

A mediados de la década de 1950, Bvlgari dio un paso más al introducir audaces combinaciones cromáticas de piedras preciosas y gemas de colores. Recordando a las cúpulas de los paisajes romanos, el cabujón se convirtió en un emblema de la marca para glorificar el vívido color de las gemas.

Con la floreciente época de la Dolce Vita, la tienda de Via Condotti se convirtió en uno de los lugares de encuentro favoritos de las estrellas del cine y los miembros de la alta sociedad, amplificando así la fama internacional de la firma. Gracias a su éxito, a principios de la década de 1970, Bvlgari se expandió por Europa y Estados Unidos. Los hermanos Bulgari de la tercera generación infundieron nuevas líneas creativas con inspiraciones sin límites que van desde el Lejano Oriente hasta el arte pop, para satisfacer los gustos de mujeres modernas y dinámicas. Desde su visión pionera, el reloj BVLGARI BVLGARI se convirtió en un clásico instantáneo y una declaración de diseño sin precedentes.

En las décadas de 1980 y 1990, Bvlgari continuó innovando y lanzó joyas distintivas y versátiles diseñadas para lucirlas de la mañana a la noche. La joyería modular era la respuesta a cualquier necesidad de la mujer: un elemento único con un marcado diseño era el punto de partida para replicarlo y combinarlo con una amplia gama de elementos preciosos: desde la hematita hasta el coral, pasando por el acero y el pavé de diamantes.

Con desenfrenada creatividad, se incorporaron materiales insólitos a joyas y relojes para alcanzar nuevas cumbres de sofisticación: el acero, la porcelana, la seda y la madera ampliaron los límites del lujo y dieron vida a creaciones agradables a la vista y al tacto, como una segunda piel.

Conoce la historia de Bvlgari

Bvlgari y Roma

Desde 1884, Bvlgari siempre ha encontrado su fuente de inspiración predilecta en los monumentos y los tesoros arquitectónicos de la Ciudad Eterna. A lo largo de las décadas, la belleza de Roma se ha trasladado a los inconfundibles códigos de la joyería de Bvlgari, conformando de manera indeleble la identidad de la marca. Las sinfonías cromáticas, el equilibrio de volúmenes y el talento para las geometrías han evocado de forma brillante la exclusiva coexistencia entre el presente y el pasado de Roma. Un sentido de pertenencia que se expresa incluso en la tipografía del logotipo, BVLGARI, que evoca las inscripciones clásicas en latín.

Mecenazgo

Como homenaje a la ciudad que ha contribuido de manera tan decisiva al éxito de la Compañía, el patrocinio cultural de Bvlgari contribuye a restaurar monumentos emblemáticos y yacimientos arqueológicos que necesitan una renovación o una remodelación. Las obras de la Escalinata de la Plaza de España, financiada con una donación de 1,5 millones de euros y finalizadas en 2016, se centraron en la limpieza, el refuerzo y la protección de todas las superficies de piedra para mejorar la seguridad pública, e incluso se restauraron escalones específicos. En 2015 y 2016, Bvlgari financió la restauración del mosaico policromado del suelo en el gimnasio de la entrada occidental de las Termas de Caracalla, que llevaba más de 40 años cerrado al público. Gracias a las obras, cuya finalización está prevista en 2021, se construirán e instalarán pasarelas y otros servicios para poder disfrutar cómodamente del yacimiento.

Iconos

Conoce la historia de Bvlgari

Fiore

Desde hace más de 100 años, Bvlgari ha celebrado la belleza natural del vibrante diseño de la flor con audaz creatividad. Espléndidas flores brotan en una variedad de tonos brillantes o relucen bajo un luminoso rocío de diamantes. La pasión por la simetría y la armonía, característica de los códigos estilísticos de la firma, combina perfectamente con la inspiración floral llenándola de elegancia incondicional. Los broches Tremblant en diamantes irradian un atractivo femenino, estremeciéndose con cada movimiento del cuerpo. En otras variantes, las flores se abren suavemente con un diseño fresco y espontáneo, como si las acariciase una suave brisa. Una magistral estilización con colores vivos y formas audaces acentúa la alegre energía de las flores. Los brotes y las corolas florecen en la mujer que los lleva, coronando su belleza. Como modernas guirnaldas liberadas de la fugacidad de la naturaleza, Bvlgari captura y eterniza el mágico esplendor de las flores en seductoras creaciones eternas.

Conoce la historia de Bvlgari

Bvlgari Bvlgari

El reloj de lujo BVLGARI BVLGARI se lanzó tras la creación de un reloj digital en edición limitada con la inscripción BVLGARI ROMA que solo los 100 clientes más importantes recibieron como regalo de Navidad en 1975. En 1977, el inmenso éxito del modelo BVLGARI ROMA provocó el lanzamiento del reloj BVLGARI BVLGARI, uno de los diseños más emblemáticos de la historia de la relojería. Aunque no se hizo ninguna publicidad para este reloj, la expectación generada por los rumores se propagó rápidamente, lo cual atrajo a más y más clientes hasta la tienda de Via dei Condotti.

El logotipo grabado BVLGARI BVLGARI se integró en el diseño de este reloj, lo que favoreció su notoriedad. La inspiración procedió de las monedas de la Antigua Roma, en las que la efigie del emperador estaba rodeada de inscripciones que elogiaban su poder y prestigio. Igualmente, la caja cilíndrica BVLGARI BVLGARI se inspiraba en las imponentes columnas de los templos romanos: una característica aparentemente sencilla, que fue en realidad el resultado de un meticuloso estudio arquitectónico, lo que marcó el inicio de una nueva era del diseño y de la experimentación.

Conoce la historia de Bvlgari

Monete

Como uno de los emblemas de Bvlgari de mayor éxito, las piezas con monedas antiguas engastadas forman parte de una larga tradición joyera que se remonta a la Antigua Roma. Nicola Bulgari, como el fervoroso coleccionista de monedas que era, propició la creación de joyas Monete de Bulgari para presentarlas por primera vez en los años sesenta. En todas las piezas, la estructura de las monedas permanece inalterada de manera que sea la montura la que se adapte a sus contornos, destacando el denominador común de estas creaciones: el juego de contrastes. Las primeras joyas con monedas elaboradas en 1966 fueron tan elegantes como modernas. Llevaban grabado el nombre del emperador, las fechas de su reinado y el tipo de moneda. Este elemento didáctico se convirtió en una característica permanente de las colecciones de monedas.

Conoce la historia de Bvlgari

Serpenti

Fortalecida por mitos fascinantes, la serpiente ha sido desde la Antigüedad emblema de sabiduría, renovación y vitalidad, adorno y talismán. Bulgari fue uno de los primeros joyeros del siglo XX que convirtió este motivo milenario en un reloj. En los modelos de los años cuarenta, de diseño muy estilizado, el cuerpo amoldable era de oro amarillo pulido, bien formado por bandas flexibles Tubogas o en malla de oro. Posteriormente, para las versiones de la serpiente en Tubogas se exploraron cajas y esferas en todas sus formas posibles, mientras que los materiales podían variar del oro al acero.

En los años sesenta, las numerosas piezas sueltas de las serpientes imitaban las escamas del reptil, mientras que la caja del reloj se escondía en su cabeza. En los años setenta, la técnica Tubogas confería a los relojes de serpiente Bulgari un estilo innovador. Tanto si se interpreta de forma realista como de forma geométricamente abstracta, el reptil serpentea a lo largo de la historia de la marca encarnando sus rasgos más distintivos: amor por el color, yuxtaposición de materiales, inconfundible adaptabilidad y unas técnicas de orfebrería vanguardistas.

Conoce la historia de Bvlgari

Parentesi

En los años ochenta, Bulgari adivinó que había llegado el momento de adaptar la joyería a las mujeres de negocios modernas en búsqueda de joyas que pudieran llevar de la mañana a la noche. La respuesta estaba en la joyería modular, en la que cada elemento, de gran calidad de diseño y manufactura, se podía producir en serie, acabar a mano y ensamblar con los demás. La primera edición de joyería modular Bulgari fue la colección Parentesi. Roma supuso una fuente de inspiración: el símbolo Parentesi se tomó de la forma de los adoquines en las aceras de la Ciudad Eterna. Cómodo, decorativo, atrevido y adaptable a varias situaciones, el módulo Parentesi fue uno de los diseños más reproducidos de su época.

Conoce la historia de Bvlgari

Tubogas

El Tubogas de Bulgari es una banda flexible de contornos redondeados producida sin soldaduras que requiere horas de trabajo altamente especializado. Elegante y flexible, el motivo Tubogas se inspiró de la forma de los tubos que conducían el gas utilizados a partir de los años veinte. Esta técnica, desarrollada durante la segunda mitad del siglo XIX, fue recuperada por Bulgari en los años setenta, convirtiéndose en uno de los sellos distintivos de la firma.

El joyero de las estrellas

Durante los florecientes años de la Dolce Vita, en las décadas de 1950 y 1960, Bvlgari captó definitivamente la atención de la élite mundial, ayudado por la animada comedia italiana y por el hecho de que la industria cinematográfica estadounidense había empezado a producir películas y costosas epopeyas en Roma, el llamado «Hollywood en el Tíber». Películas legendarias como Vacaciones en Roma y La Dolce Vita dejaron en la imaginación una huella indeleble de la Ciudad Eterna como un lugar mágico que visitar al menos una vez en la vida. Al mismo tiempo, nombres como Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn, Ingrid Bergman, Grace Kelly, Anita Ekberg y muchos más descubrieron la tienda Bvlgari de Via Condotti y vivieron apasionados idilios con las joyas Bvlgari dentro y fuera de la pantalla. 

Las creaciones Bvlgari han protagonizado hasta el momento más de 40 películas, desde Cuando hierve la sangre con Gina Lollobrigida hasta Casino con Sharon Stone pasando por Misión imposible con Tom Cruise; y han desfilado por las alfombras rojas de los Premios Óscar, los Globos de Oro y festivales de cine como Cannes y Venecia. La mágica relación de Bvlgari con el mundo cinematográfico sigue siendo una gran fuente de inspiración y orgullo. Ya sea para celebrar un romance, para complementar la vestimenta de una actriz en el set de rodaje o para darse un capricho, las joyas Bvlgari continúan embelleciendo a las celebridades contemporáneas más divinas y carismáticas dentro y fuera de la pantalla, exaltando su innato atractivo.

Conoce la historia de Bvlgari

Elizabeth Taylor

La colección de joyas de Elizabeth Taylor fue reconocida como una de las colecciones más importantes jamás reunidas. La estrella del cine fue una apasionada de las joyas Bvlgari y poseía muchas piezas únicas representativas de la creatividad de la marca. De hecho, el audaz y suntuoso estilo de Bvlgari encajaba perfectamente con sus gustos categóricos y, cuando la actriz se instaló en Roma para rodar Cleopatra, esa afinidad se transformó en una intensa relación de por vida con la marca. Recordando los memorables momentos que pasó en la boutique de Via Condotti, Taylor declaró una vez que «indudablemente una de las mayores ventajas de rodar Cleopatra en Roma fue la tienda Bvlgari». Esta predilección se intensificó gracias a su historia de amor con Richard Burton, que comenzó en el plató de rodaje y fue sellada con magníficas joyas Bvlgari. Burton se dio cuenta rápidamente de su fascinación por las joyas y aprovechó cualquier oportunidad para regalarle fabulosas piezas.

En 2011, Christie’s subastó una colección privada de Taylor, cuya cuantiosa venta batió un récord en la historia de las subastas de joyas. A partir de esta venta y otras transacciones privadas, la firma adquirió nueve piezas, que actualmente forman parte de la Colección Heritage de Bvlgari, las cuales representaban maravillosamente el amor de Taylor por la marca y su infalible gusto como coleccionista.

Diagono, Lvcea y Octo

La introducción del modelo Diagono en 1988 fue la primera de una nueva línea de relojes deportivos, que aún se caracteriza por el logotipo de BVLGARI BVLGARI en el bisel. Por supuesto, Bvlgari continuó expresando su vocación al servicio de las Damas con relojes de extrema feminidad, como el Lucea, caracterizado por una caja redonda luminosa, una corona engastada con una piedra tallada en cabujón y una pulsera distintiva con eslabones trapezoidales.

Octo fue presentado –en 2012– con una caja de ocho lados, un bisel redondo y un reborde octogonal en la carátula, la estructura de Octo es mucho más compleja de lo que parece. La caja está esculpida con 110 facetas increíbles, pulido y satinado con el efecto más impresionante. Más suave de lo que parece, el Octo es clásico y fácil de usar. 2014 fue un año histórico para Bvlgari y Octo. Solo dos años después de haber presentado y colocado el reloj, Bvlgari sorprendió a todos con la presentación del Octo Finissimo. Como resultado de la integración vertical de la marca, el Finissimo ha roto 6 récords del ultraplanismo relojero.

Para consultar la disponibilidad e información de relojes y joyas Bvlgari, comunícate con nuestro Concierge (998) 109 0940. Estará encantado de atenderte.

Síguenos en Instagram.

Continúa con: esta es la historia de Watches & Wonders.

Notas relacionadas