Luxury Avenue | Krei | Ultrafemme
Skip to content

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon no es una complicación ordinaria, ni siquiera forma parte de lo que llamamos extraordinario, está en otra categoría, ¡es un Hybris Mechanica!

¿Qué es Hybris Mechanica?

Es la línea de relojes de Jaeger-LeCoultre dedicada a rebasar los límites de la relojería. Master Ultra-Thin Minute Repeater Flying Tourbillon representó y representa el amplísimo dominio de La Grande Maison en cuestión de innovación, el respeto por la artesanía, el buen gusto y la maravilla mecánica.

Inspirada por un espíritu de invención y el deseo de traspasar constantemente los límites del arte de la relojería, la colección Hybris Mechanica se presentó en 2003 con el excepcional reloj Atmos Mystérieuse y su mecanismo de fuerza constante. Desde esta fecha, se ha producido una sucesión de obras maestras indiscutibles, como el Master Gyrotourbillon 1, un reloj de gran complicación con tourbillon multieje, el Reverso Grande Complication à Triptyque, que reúne nada menos que 18 complicaciones en tres caras, el Hybris Mechanica à Grande Sonnerie con unos 1.400 componentes, uno de los relojes más sofisticados de Jaeger-LeCoultre, y el Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon, un excelente ejemplo de múltiples innovaciones dentro de una caja extremadamente delgada.

Bajo el nombre sumamente evocador de Hybris Mechanica, la colección ahora abarca 13 piezas únicas o ediciones muy limitadas que esconden una cantidad impresionante de complicaciones de relojes. Entre otras innovaciones, dan un lugar privilegiado a la medición mecánica del tiempo, el enfoque matemático de la eternidad y la indicación musical de las horas. Los artesanos de la Manufactura sienten una profunda pasión por estas piezas, siempre listos para enfrentar los desafíos técnicos y artísticos más salvajes una vez más en su nombre.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon

Hybris Mechanica 11

Su nombre lo dice todo: repetidor de minutos con tourbillon volante ultraplano de carga automática. En el momento de su lanzamiento, el Jaeger-LeCoultre Master Ultra-Thin Minute Repeater Flying Tourbillon Hybris Mechanica 11 era el reloj más delgado de cuerda automática, tourbillon y repetidor de minutos, y sí, todavía lo es. Ni siquiera la línea Finissimo le ha podido arrebatar ese título; ostenta el tourbillon automático más plano, el repetidor más plano, pero por separado.

¿Cómo lo logró?

Jaeger-LeCoultre cuenta en su haber con más de mil 240 calibres, no por nada es llamado el relojero de los relojeros, y en este caso desarrolló el JLC 362, conformado por 566 componentes y de –apenas– 4.8 mm de espesor por 33 mm de diámetro. Todo ello se ingresa a una caja de 41 x 7.9 mm de oro blanco de 18 quilates.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon

Rotor periférico

En 2014, año en el que se presentó al mercado no existía complicación alguna con rotor periférico. Si bien al día de hoy es habitual recurrir a esta solución, el antecedente inmediato de producción masiva fue ejecutado por Carl. F. Bucherer en 2009 con su calibre A1000, pero era un tres manecillas. Esta innovación data de 1950 y fue patentada por Paul Gostel, pero no entró a producción; Patek Philippe hizo lo propio con una patente en 1965 que llegó a la producción en 1968 con el calibre 350, pero Jaeger-LeCoultre le dio brillo con esta complicación de altos vuelos.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon

Repetición de minutos

Para mantener el grosor al mínimo y contribuir con el diseño y la funcionalidad, los relojeros de JLC le colocaron en el lado del dial. Éste presenta 12 aberturas que permiten al usuario presenciar cómo el rotor periférico vuela frenéticamente alrededor de la carátula con el movimiento de la muñeca. Sin embargo la razón principal no fue mostrarlo, sino fungir como caja de resonancia a favor de la acústica de la repetición de minutos.

Gongs y martillos quedan expuestos, dejando pasar el sonido a través de la carátula y mejorando la resonancia. Hablando del timbre: el repetidor de minutos conserva una posición bien ganada entre las complicaciones relojeras más desafiantes y complejas, pero esto, aparentemente, no pudo evitar que los relojeros e ingenieros de Jaeger-LeCoultre innovaran y decidieran a favor de un pulsador y no un gatillo como generalmente sugiere la repetición tradicional.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon

Tourbillon volante

Ya citamos la complicación del ultraplanismo, la solución compleja de utilizar un bovinado automático periférico y la inclusión de una repetición de minutos, pero aún hay más: el tourbillon volante. A diferencia de un tourbillon “típico”, el tourbillon volante se sujeta desde la parte posterior, logrando un efecto hipnótico, limpio y elegante. El tourbillon pesa menos de 1 gramo y cuenta con más de 80 componentes, su velocidad de giro es de 60 segundos, por lo que ofrece visualización del segundero. Expuesto a las 6 h, se puede admirar el escape y la oscilación de la espiral de última generación como cereza del pastel.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon

Estética

Por demás importante, pero hablando de un Hybris Mechanica debemos empezar por “los fierros”. El diseño es excepcional, limpio, hermoso. Y vaya que no soy fanático de las carátulas plateadas con acabado arenado, ni de las agujas Dauphine, pero precisamente en este reloj logran la atemporalidad buscada para una complicación de este nivel. Se abraza al pulso mediante correa de piel de cocodrilo color negro con hebilla desplegable de oro blanco de 18 quilates.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon

Jaeger-LeCoultre Master Ultra-Thin Minute Repeater Flying Tourbillon, Hybris Mechanica 11

  • Caja: 41 x 7.8 mm de oro blanco de 18 quilates; cristal de zafiro por ambos lados; corona y pulsador de repetición a juego
  • Movimiento: mecánico automático con rotor periférico
  • Calibre: 362 ultraplano de manufactura (566 componentes 4.7 mm de alto y 33 mm de diámetro) con dos barriletes
  • Frecuencia: 21 mil 600 a/hora – 3 Hz
  • Funciones: horas, minutos, pequeño segundero; repetición de minutos y tourbillon volante
  • Carátula: plateada arenada con agujas Dauphine, apertura en el dial para exhibir la masa oscilante periférica y escala de minutos
  • Hermeticidad: 30 metros
  • Correa: piel de cocodrilo color negro con hebilla desplegable de oro blanco
  • Edición Especial: 75 piezas
  • Disponible en Ultrajewels.

Síguenos en Instagram.

Continúa con: la historia del Jaeger-LeCoultre Reverso.

Recuerda que Reverso y otros relojes de Jaeger-LeCoultre están disponibles para ti. Consulta con nuestro Concierge (998) 109 0940, quien estará encantado de estar en contacto contigo.

Notas relacionadas