Luxury Avenue | Krei | Ultrafemme
Skip to content

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Desarrollado hace 220 años por el mejor relojero de la historia, Abraham-Louis Breguet (1747-1823), y considerada una de las mayores complicaciones de todos los tiempos, el tourbillon nunca había estado tan presente en la Alta Relojería como hoy. No solo sigue desarrollándose en la Maison, sino que ha sido adoptado por muchas marcas relojeras, pues Breguet lo patentó en 1801.

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Fue el 26 de junio de 1801, o 7 de mesidor del año IX, como fijaba el calendario en aquel entonces en una Francia que acababa de asistir a una revolución memorable. En Ultrajewels te compartimos algunos de los tourbillones de Breguet más destacados fabricados –recientemente–, y disponibles en nuestros puntos de venta:

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Classique Double Tourbillon Quai de L´Horloge.

Como una escultura delicadamente perseguida, todo el mecanismo expuesto gira alrededor de su eje a razón de una vuelta completa cada 12 horas. Está propulsado por dos tourbillones independientes, cada uno de los cuales completa una rotación completa por minuto. De esta manera, los órganos de regulación interconectados realizan una doble revolución, impulsando simultáneamente la barra del tourbillon: la manecilla de las horas. Es una exhibición notable, que presenta una serie de componentes hechos de oro, al igual que los movimientos de gran complicación en su día, una tradición que ahora se ha perdido casi por completo; uno que la Casa de Breguet se esfuerza por perpetuar, al igual que sus técnicas artesanales especializadas. Este reloj es una muestra impresionante de la artesanía, en particular el grabado en la parte posterior, que representa la casa que Abraham-Louis Breguet adquirió en Quai de l’Horloge en París.

Marine Tourbillon Équation Marchante 5887

Combina la estética atrevida y deportiva que siempre ha marcado la línea Breguet Marine con un movimiento sumamente complicado y la mejor decoración. Breguet ofrece este modelo en oro blanco o rosa con carátula a juego. Cuando debutó el Marine Tourbillon Équation Marchante 5887, Breguet entrelazó tres hilos de su historia. Primero, su legado de la invención del tourbillon, patentado por su fundador Abraham-Louis Breguet en 1801. Importante también es su patrimonio inigualable en el campo de los relojes complicados: Marine 5887 incluye, además del tourbillon de última generación, un calendario perpetuo y una ecuación de tiempo. En tercer lugar, al unir estos dos pilares históricos de la casa en un reloj marino, Breguet recuerda el nombramiento del fundador en 1815 por el rey de Francia, Luis XVIII, como Horloger de la Marine Royale, lo que lo convirtió en el relojero oficial de la Armada francesa.

Classique Extra-Thin Self-Winding Tourbillon 5367.

Breguet adorna la carátula de su tourbillon de cuerda automática extrafino con un toque de azul profundo o blanco, utilizando la técnica tradicional del esmalte grand feu. Hay un número limitado de artesanos todavía capaces de dominar este proceso milenario, que era muy apreciado por Abraham-Louis Breguet. No es de extrañar, dado que había revolucionado la estética de la relojería al deshacerse de los relojes de una decoración pesada y superflua. Hoy, Breguet mantiene vivo este arte con un taller totalmente dedicado al esmaltado. Más allá de proporcionar decoración al dial, el trabajo del esmalte es un oficio particularmente especializado. Otro detalle sutil se puede encontrar sobre el carruaje del tourbillon: la famosa firma secreta. Introducido en 1795 por Abraham-Louis Breguet, es una garantía de autenticidad que ayudó en la lucha contra las falsificaciones, que ya eran un problema en ese momento.

Tourbillon Extra-Plat Squelette 5395

Breguet ha optado por un diseño esqueletado extraplano de tres milímetros de grosor para su movimiento tourbillon. Una combinación tanto técnica como artística con énfasis en la artesanía, en la que el relojero está a la vanguardia. Hay objetos cuya calidad intrínseca es fuente de verdadero asombro. El nuevo Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Squelette 5395 es sin duda uno de ellos. La extrema delicadeza de su calibre 581 ya ha impulsado a Breguet a audaces hazañas técnicas en sus creaciones anteriores. El diseño del tourbillon en particular tuvo que ser completamente repensado, lo que llevó a la creación de una arquitectura única. Ahora la Casa de Breguet va aún más lejos, eliminando casi el 50 por ciento del material de este movimiento, sin comprometer la construcción. Este diseño se exhibe dentro de un calibre de oro de 18 quilates que literalmente juega con los límites de lo posible.

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Classique Tourbillon Quantième Perpétuel 3797

Tiene todos los atributos de identificación de un reloj Breguet. La caja, en oro rosa o platino, está finamente acanalada alrededor de sus lados y las asas están soldadas. Los patrones de guilloché, las manecillas de acero azulado y la firma secreta completan las características que identifican a esta pieza. Al tratarse de un calendario perpetuo, la cantidad de información que se muestra en el dial puede ser confusa, por lo que Breguet ha repensado la exhibición: a las 12 horas los días se muestran por aguja gracias a un sistema retrógrado; horas y minutos lucen aquí en una carátula descentrada, mientras que el tourbillon aparece a las 6 horas. Meses a las 3 y día de la semana a las 9 horas, complementan las indicaciones, todo a partir de agujas Breguet de acero azulado. Los patrones guilloché ayudan a distinguir mejor la lectura, al tiempo que realzan el elevado nivel de expertise estético de la Maison.

Classique Tourbillon Quantième Perpétuel 3795

Aunque la colección Classique ya incluye varios modelos de calendario perpetuo, los relojeros se propusieron crear una nueva versión de alta manufactura, la referencia 3795. La carátula desaparece para dejar espacio a una versión esqueletada. El anillo de las horas –a las 12 en punto– con sus números romanos metálicos revela la hora con la ayuda de las agujas Breguet de punta abierta en acero azulado. Debajo del disco, un patrón en forma de uña de motor convertido en un motor decora el dial, dominado por la escala semicircular de la fecha retrógrada. El tourbillon luce a las 6 en punto y complementa muy bien la parte estética. Su puente está delicadamente biselado y coronado por una triple manecilla para los segundos. La subcarátula de los días a las 9 en punto es el motor en marcha. En el movimiento, una leva de caracol hace que la manecilla del día salte instantáneamente, mientras que a las 3 en punto, una aguja de acero azulado señala los meses y un Sol azul muestra los años bisiestos.

Classique Tourbillon Extra-plat Automatique 5377

Alberga uno de los inventos relojeros más espectaculares: un tourbillon descentrado cuya jaula de titanio lleva un órgano regulador con espiral de silicio, así como un escape especialmente desarrollado. Estas características técnicas permiten, en particular, que el oscilador del calibre 581DR alcance la frecuencia de 4 Hz, que es alta para un regulador tourbillon. Esto no implica ninguna pérdida de reserva de marcha, ya que el barrilete de alta energía patentado mantiene la referencia 5377 funcionando hasta 80 horas. Para mantener el grosor del movimiento hasta 3 mm en una caja de 7 mm de alto, Breguet diseñó un rotor periférico en platino, que se arma en ambas direcciones. Las características estilísticas de la carátula de este reloj de pulsera de 41 mm incluyen cuatro patrones diferentes de guilloché ejecutados a mano como muestra de respeto por las antiguas tradiciones de la decoración.

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Tradition Tourbillon Fusée 7047

Cuenta con un espectacular mecanismo de tourbillon acoplado a una transmisión de huso cadena. Incorpora el calibre Breguet 569 de cuerda manual, cuyas cualidades técnicas hablan por sí solas. Las funciones únicas de este movimiento incluyen su indicador de reserva de marcha para el que se ha presentado una solicitud de patente. Se presenta en caja de platino, luce un bisel delgado y un cristal abovedado. Descentrada a las 7 en punto, la carátula refleja un diseño sobrio en el estilo tradicional, subrayado por el impecable acabado de la superficie del movimiento granallado. El acabado guilloché es Clou de Paris, mientras que los números romanos clásicos y las agujas Breguet evocan los orígenes de la marca. Asegurada por tres tornillos azulados, la placa del dial rinde homenaje a los célebres relojes de suscripción ideados hace siglos por el propio Breguet. Un diseño que mejora todos y cada uno de los componentes.

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Héritage Tourbillon 5497

La colección Héritage cede su forma tonel a un tourbillon impulsado por un movimiento de cuerda manual. Dejando de lado el mecanismo, el reloj en sí cuenta con un diseño sofisticado: curvado en dos ejes para encajar más que perfectamente en la muñeca, la caja presenta un desafío recurrente para los artesanos e ingenieros relojeros de Breguet. El calibre Breguet 187 ha sido modificado y truncado para cumplir con los requisitos de esta pieza. El reloj Héritage 5497 muestra sus funciones en una carátula labrada en oro. El espectacular juego de materiales y relieves pone en perspectiva el tourbillon, resalta el menor detalle del estilismo y enfatiza la técnica de la pieza. De una sola pieza, la periferia de los números romanos se acerca sutilmente a los contornos e intensifica la arquitectura del objeto. Mientras que el puente del tourbillon toma se extiende hacia las 6 en punto.

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Classique Tourbillon Messidor 5335

Después de haber determinado que la gravedad interfería con la regularidad de los movimientos del reloj, Breguet tuvo la idea de colocar el escape en una jaula y realizar una rotación completa sobre sí mismo en exactamente un minuto. El diseño Classique Tourbillon Messidor rinde homenaje a la ingeniosa invención del maestro que patentó, según el calendario revolucionario francés, el 7 Messidor Año IX (26 de junio de 1801). Impulsado por un movimiento de cuerda manual y alojado en una caja de aspecto espacioso, este diseño de tourbillon ordenado agrega su carácter distintivo a la ya fascinante personalidad del reloj. Su diseño recortado es horológicamente elegante, presenta puentes y barras curvos que añaden un aspecto inesperado a la composición. Su cristal de zafiro enfatiza la construcción transparente  de todo el diseño, proporcionando un fondo excepcional para el ritmo constante de las agujas azuladas de Breguet.

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Classique Double Tourbillon 5347

Incluye un movimiento de cuerda manual equipado con un par de tourbillones que giran en el eje de las horas. Una obra maestra tanto estética como técnica, el reloj presenta una caja de oro de 44 mm de diámetro que alberga más de 570 componentes, todos cuidadosamente ensamblados por los maestros relojeros de Breguet. Trabajando independientemente uno del otro, dos tourbillones se acoplan mediante engranajes diferenciales y se montan en una placa central giratoria que efectúa una revolución completa en doce horas. El dispositivo diferencial transmite la velocidad media de los dos tourbillones a la platina central giratoria y al mecanismo de visualización de la hora. La velocidad del reloj es, por tanto, la velocidad media de los dos tourbillones, lo que hace que su movimiento sea dos veces más preciso que uno normal. La hora se muestra mediante el puente que conecta los reguladores del tourbillon, mientras que los minutos se indican con una manecilla estándar en el centro.

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Classique Tourbillon et Réserve de marche 5317

El Classique 5317 coloca un tourbillon está equipado por un movimiento automático. Elaborada en oro amarillo, oro rosa o platino, la caja revela una carátula dorada guilloché a mano en un patrón clásico. La subesfera del indicador de reserva de marcha está alineada en perfecta simetría con el tourbillon y tiene un estilo de giro en forma de ondas, la más pura tradición del arte relojero de Breguet. Las horas y los minutos centrales, el tourbillon a las 6 y el indicador de reserva de marcha a las 12 marcan la hora con elegancia y armonía. La belleza del movimiento, totalmente grabado a mano, se puede ver a través del fondo transparente de la caja, hecho de cristal de zafiro, que también permite admirar la masa oscilante del sistema de carga automática con la B de Breguet.

Los mejores tourbillones de Breguet, en el marco de su 220 aniversario

Classique Grande Complication Tourbillon 3358

Se presenta en una caja redonda, en oro blanco de 18 quilates, con carrura finamente acanalada. El fondo es de cristal de zafiro, mientras que la asas redondeadas y soldadas, hacen juego con el bisel engastado con 73 diamantes,  aproximadamente 1.31. La carátula es de oro de 18 quilates y luce una placa de madreperla natural con decoración guilloché realizada a mano, numerada individualmente y que lleva la firma Breguet. Por su parte, la carátula horaria descentrada con cifras arábigas Breguet, luce agujas Breguet de pomme évidée en acero azulado, pero lo más espectacular es, sin duda, la jaula del tourbillon, que luce a las 6 horas. El conjunto porta el movimiento mecánico de carga manual con tourbillon calibre 558.1T, dotado de 50 horas de reserva de marcha, con escape de áncora suizo.

Síguenos en Instagram.

Continúa con: la historia del tourbillon.

Recuerda que estos y otros relojes de Breguet están disponibles para ti. Consulta con nuestro Concierge (998) 109 0940, quien estará encantado de estar en contacto contigo.

Notas relacionadas