Luxury Avenue | Krei | Ultrafemme
Skip to content

Los 10 materiales más utilizados en la relojería

¿Cuáles son los 10 materiales más utilizados en la relojería? Si bien el acero inoxidable representa un enorme porcentaje del total de la fabricación, los metales preciosos se asociaron a este tipo de instrumentos de manera histórica. Durante los siglos XVII al XIX, la producción relojera era escasa y exclusiva, por lo que los primeros relojes de bolsillo estuvieron enfocados a una clase social alta.

En nuestro tiempo el oro y el acero se complementan con alquimia moderna, gracias a un abanico de posibilidades amplísimo, que hemos decidido compartirte a continuación.

Acero inoxidable

Este metal está conformado por una aleación de hierro, cromo y carbono. El acero se considera inoxidable cuando su contenido de cromo es al menos del 13%, ya que esto aumenta su resistencia a la corrosión. La variante 316L se encuentra principalmente en las cajas de relojes, pero podría funcionar para cualquier pieza.

Destaca el acero 904L, también llamado Oystersteel, es un tipo de aleación poco utilizada por otros fabricantes fuera de Rolex, debido a su costo y mayor complejidad de manipulación.

El acero Oystersteel pertenece a la familia del acero 904L, que resiste particularmente bien a la corrosión y adquiere un brillo excepcional al ser pulido. El acero 904L se utiliza generalmente en la alta tecnología, la industria aeroespacial o la industria química. Su excelente resistencia a la corrosión es comparable a la de los metales preciosos. Su fórmula añade níquel y molibdeno, mejorando la resistencia a los arañazos.

Titanio

Tanto la mitad de pesado como el doble de resistente a la corrosión que el acero inoxidable, se utiliza principalmente en cajas de relojes, especialmente para piezas deportivas y de buceo. Ofrece la ventaja de biocompatibilidad, lo que significa que es resistente a los fluidos corporales y también hipoalergénico. Es robusto, resistente a los golpes y, pese a que se puede rayar, ofrece mejoras respecto al acero inoxidable, por lo que también es más difícil de pulir y trabajar. Comúnmente leeremos diferentes grados, en la relojería se utilizan el grado 2, más puro, y el grado 5, con propiedades que mejoran la ductibilidad y soldabilidad vs la alta resistencia mecánica y al calor.

Oro

El oro se usa principalmente en la relojería por razones estéticas, más a menudo para cajas y brazaletes en la relojería fina y la Alta Relojería. De color amarillo pálido natural, se puede alear con otros metales, aumentando su resistencia y/o cambiando su color. Ofrece resistencia a la oxidación, es maleable y fácil de trabajar, bello y eleva el valor de la pieza. Cuenta con una desventaja frente al acero por ser más suave, por lo que se raya de fácil manera y puede deformarse con el calor. Desde hace más de 200 años forma parte del catálogo relojero, pero en años últimos se ha trabajado en diferentes aleaciones para brindarle un color particular o propiedades superdotadas. A continuación te comparto algunos de los ejemplos más utilizados:

  • Oro amarillo: 75% oro + 12,5% plata + 12,5% cobre.
  • Oro rosa: 75% oro + 6% plata + 19% cobre.
  • Oro rojo: 75% oro + 25% cobre.
  • Oro blanco: 75% oro + 10% plata + 15% paladio.
  • Oro gris: 75% oro + 12,5% níquel + 10% cobre + 2,5% zinc.
  • Oro verde: 75% oro + 24% plata + 1% cadmio.
  • Oro violeta-violeta: 75% oro + 25% aluminio.
  • Oro azul: 75% oro + 24.4% hierro + 0.6% níquel.
  • Oros patentados: Everose (Rolex); MagicGold y King Gold (Hublot); Sedna Gold, Canopus, Bronze Gold, Moonshine Gold (Omega) Honey Gold (A. Lange & Söhne); Goldtech (Panerai); Armor Gold (IWC); Le Grand Rose gold (Jaeger-LeCoultre).

Aluminio

Es un metal no ferromagnético, por lo que se ha utilizado en la creación de aleaciones para la espiral y en reemplazo de componentes al interior del reloj. Para la caja es usado por su ligereza, belleza y accesibilidad, pero también se emplea en biseles de relojes deportivos de buceo o aviación. Es fácil de reciclar y la estabilidad de su precio es una de sus principales ventajas.

Bronce

Compuesto de cobre y estaño, el bronce se utilizó para la fabricación de rodamientos, engranajes y componentes de fricción. También se emplea en la fabricación de cajas, pero con diferentes aleaciones que garanticen la prevención de alergias o alteración acelerada del metal por su alto nivel de oxidación. Ésta desventaja se convirtió en uno de sus principales atractivos, ya que adquiere una pátina única de acuerdo al ph y estilo de vida del propietario.

Platino

Se ha utilizado en la producción de relojes de joyería desde finales del siglo XIX. En la gran mayoría de los casos se usa para cajas, pero también se puede encontrar en algunas hebillas. Es muy poco común verlo en brazaletes, por el peso que añade a la pieza y el elevado valor. Algunas marcas relojeras diferencian sus relojes de platino; Rolex, por ejemplo, presenta un color de carátula denominado azul glaciar, mientras que Patek Philippe engasta un diamante en el canto de la caja. En cuanto a propiedades, es tres veces más pesado que el acero y ofrece una dureza superior, por lo que es difícil de mecanizar.

Carbono

Utilizado recientemente en la relojería, se han desarrollado diferentes procesos a base de carbonos para la fabricación de las cajas. Los procedimientos químicos emplean calor para fijar las partículas y formar una superficie altamente resistente y duradera. La fibra de carbono o los diferentes layers de este material, brindarán una apariencia y patrón únicos. La relojería lo adoptó como uno de los materiales más utilizados en los últimos 5 años.

Cerámica

Este material, muy común en la aeronáutica, es utilizado por la mayoría de marcas de relojería para fabricar rodamientos de esferas que no requieren lubricación. De tres a cuatro veces más resistente que el acero, la cerámica permite la creación de sistemas más eficientes y duraderos para el rebobinado automático, pero se ha utilizado en tiempos recientes para la fabricación de cajas, biseles y brazaletes. Los materiales de base son polvos policristalinos, principalmente minerales como silicatos, óxido de aluminio o carburo de silicio. Estos se mezclan con varios materiales auxiliares para crear una masa homogénea, se les da forma, y finalmente son sintetizados a altas temperaturas en un horno. Durante el proceso de sintetización, los materiales auxiliares se volatilizan, dejando cuerpos cerámicos sumamente estables compuestos por innumerables granos microscópicos. Las diferentes composiciones de los polvos brindan color, al tiempo que se pulen para brindar un acabado hermoso e inalterable. Sus ventajas son muchas: es hipoalergénica, suave y cálida al tacto, pero frágil por falta de flexibilidad.

Zafiro

Dada su resistencia al rayado, el zafiro se usa a menudo para los cristales de los relojes. El zafiro sintético utilizado en la relojería es químicamente idéntico al zafiro natural, también conocido como corindón, un mineral compuesto de cristales de óxido de aluminio cuya dureza grado Mohs (Friedrich Mohs) es de 9, frente al valor 10 que le corresponde únicamente al diamante. En la relojería lo presentó Richard Mille, marcas como Hublot lograron reducir su costo y tiempo de fabricación, y también presentarlo en diferentes colores. Su enorme ventaja es la resistencia a las rayaduras y, por supuesto, la transparencia, que permite admirar la mecánica completa del reloj.

Plata

Utilizado en gran proporción durante el siglo XIX, la plata se emplea para la fabricación de cajas y carátulas, este metal ofrece características excepcionales, pero se oxida fácilmente. Es un metal blando, dúctil y maleable, poco común en la naturaleza y de un valor superior al acero, este elemento ha sido traído a la relojería de nuestro tiempo por marcas como Zenith, en su línea Pilot, y como Tudor con su Black Bay.

Continúa con: tipos de engaste en la relojería.

Síguenos en Instagram.

Recuerda que estos y otros relojes de nuestro catálogo están disponibles para ti. Consulta con nuestro Concierge (998) 109 0940, quien estará encantado de estar en contacto contigo.

Notas relacionadas