Skip to content
manufactura responsable|caroline y karl friedrich scheufele|caroline y karl friedrich scheufele close up|scheufele chopard art deco|karin ruf|karl scheufele y karin eszeha|karl scheufele iii|paul andre chopard|chopard recursos humanos|caroline y karl friedrich scheufele close up 2|joyeria chopard|manufactura chopard|hijos louis ulysse chopard|manufactura chopard sonvilier lamaison history 13|luc fabrique de montres|familia de louis ulysse chopard chopard lamaison history 02|empresa responsable chopard|empresa responsable chopard 2|oro etico|diamantes responsables|piedras preciosas|codigo de conducta socios chopard|louis ulysse chopard|chipard st moritz original|chopard happy clown 1985|m millemiglia 168589 3002 v01|chopard imperiale

La historia de Chopard, pasión por la excelencia

La historia de Chopard data de 1860, por lo que este año celebra 160 años de pasión por la excelencia. En aquella época, siglo XIX, Louis-Ulysse Chopard daba inicio a la producción de relojes de bolsillo de alta precisión en Sonvilier, tenía 24 años.

Su visión fue la de resguardar la creación e idea original de los fabricantes de relojes a partir de la manufactura. Llevó sus piezas a Europa del Este, Rusia, Países Bajos y, con una producción muy exclusiva, se abrió camino al reconocimiento internacional…

La empresa rápidamente se hizo conocida por sus relojes de bolsillo ultrafinos y de gran precisión, bellamente elaborados. Estos se vendieron en toda Europa, incluido el zar Nicolás II. Chopard siguió siendo una empresa familiar hasta 1963, cuando se vendió a Karl Scheufele III, la tercera generación de una dinastía relojera alemana que deseaba hacerse protagonista en la relojería. Esta adquisición dio un nuevo impulso a Chopard, que se convirtió en un nombre establecido tanto en joyería como en relojería. Sus capacidades de fabricación de alto nivel se comparten entre Ginebra y Fleurier (Val de Travers).

Totalmente consciente de que una empresa independiente debe confiar en sus propios recursos, en 1996 Chopard inauguró instalaciones para fabricar sus propios relojes mecánicos. Aunque está firmemente apegada a sus valores tradicionales, la empresa mira al futuro con confianza.

louis ulysse chopard

La historia de Chopard en el tiempo

1860

Louis-Ulysse Chopard (1836-1915), de 24 años, crea su fábrica L.U.C en Sonvilier, Suiza. Para distinguirse de sus competidores, elige centrarse en la fabricación de relojes de bolsillo ultrafinos de alta precisión finamente elaborados para el uso diario. Viaja por Europa del Este, Rusia y Escandinavia para ganar clientes y se convierte en proveedor del zar Nicolás II.

karl scheufele iii
Karl Scheufele III

1904 – Karl Scheufele y Eszeha

Karl Scheufele I (1877-1941) funda una empresa en Pforzheim, Alemania, especializada en relojes de joyería distribuidos bajo la marca Eszeha. Inventa un dispositivo de clip especial que sirve para sujetar un reloj de bolsillo a la muñeca gracias a un innovador sistema patentado en 1912. Su hijo, Karl Scheufele II (1907-1966), se hará cargo de la firma después de la Primera Guerra Mundial, antes de pasarla. en 1958 a Karl III, de 20 años, nieto del fundador.

paul andre chopard

1922 – Paul-Louis Chopard

Después de la muerte de Louis-Ulysse, su hijo Paul-Louis (1959-1940) continúa desarrollando Chopard. Abre una filial en La Chaux-de-Fonds, que al año siguiente se convierte en sede corporativa.

manufactura chopard sonvilier lamaison history 13
Manufactura Sonvilier

1937 – Ginebra

La empresa se trasladó a Ginebra, capital mundial de la relojería, donde Paul-André Chopard (1898-1968), nieto de Louis-Ulysse, continuó la tradición familiar. Sin embargo, ninguno de sus hijos estaba dispuesto a hacerse cargo de la empresa.

karl scheufele y karin eszeha

1967 – Scheufele y Chopard 

Karl Scheufele III estaba convencido de la necesidad de equipar sus relojes con sus propios movimientos. Anunció su deseo de adquirir un fabricante de movimiento suizo y visitó varias empresas. Finalmente logró concertar una cita con Paul-André Chopard. Los dos hombres se llevaron bien de inmediato y llegaron a un acuerdo allí mismo.

Karl Scheufele III compró Chopard y comenzó a fabricar relojes equipados con movimientos de alta calidad. La empresa se amplió y se construyeron nuevas instalaciones de producción en Pforzheim y en Meyrin-Genève. Los relojes originales de Chopard tuvieron un enorme éxito.

happy diamonds 4

1976 sello de originalidad, Happy Diamonds

Karl Scheufele compra Chopard y crea relojes equipados con calibres de alta calidad. La empresa crece y se construyen nuevas instalaciones de producción en Pforzheim y Meyrin-Ginebra. La originalidad de sus relojes se convierte en un gran éxito.

Este año, 1976, ve el nacimiento del concepto Happy Diamonds, que dejará una huella indeleble en la joyería contemporánea. Establece el escenario para los diamantes sostenidos entre dos cristales de zafiro y moviéndose libremente alrededor de la carátula.

chipard st moritz original

1980 – St. Moritz

Chopard presentó un reloj deportivo, St. Moritz, el primero en ser diseñado para Chopard por Karl-Friedrich Scheufele, que entonces tenía 22 años. Esta línea de relojes deportivos y resistentes al agua se propuso en acero y en oro de 18k. Equipado con un movimiento automático y disponible en versiones para hombres y mujeres, incluido un cronógrafo, el St. Moritz capturó el estado de ánimo de la época y se prestó tanto a ocasiones informales como formales.

chopard happy clown 1985

1985 – Nueva orientación

El primer modelo dibujado para Chopard por Caroline Gruosi-Scheufele, The Clown, simboliza la nueva orientación joyera de la marca. Esta creación también presagia el desarrollo de la empresa en el campo del marketing, la comunicación y la distribución. Gracias a los modelos creativos que surgen del enfoque atrevido y talentoso de Caroline al diseño. Karl-Friedrich Scheufele y Caroline Gruosi-Scheufele fueron nombrados vicepresidentes antes de asumir la presidencia conjunta de la empresa.

m millemiglia 168589 3002 v01

1988 – Mille Miglia

Karl-Friedrich Scheufele comparte la pasión de su padre por los coches clásicos. 1988 marca el inicio de la asociación entre Chopard y el legendario rally de coches de época de Mille Miglia. Chopard crea la colección de relojes 1000 Miglia que se distingue por sus líneas decididamente deportivas, cuyo diseño deportivo se revisa periódicamente en nuevos modelos. Junto con los modelos Jacky Ickx y Grand Prix de Monaco Historique, más tarde formará la colección Classic Racing, perpetuando así la alianza entre el mundo del automóvil y la relojería de alta precisión.

happy sport chopard

1993 – Happy Sport

La línea de relojes Happy Sport, favorita de Caroline Gruosi-Scheufele, tiene un impacto memorable en su época. Se convierte en el primer reloj que se atreve a combinar acero y diamantes en un concepto global innovador. Desde entonces, ha sido una de las historias de éxito perdurables de la industria relojera. El concepto se interpreta en una amplia variedad de formas y materiales y presenta un diseño constantemente renovado que continúa sorprendiendo a los aficionados por su originalidad y su espíritu decididamente contemporáneo.

chopard imperiale

1994 – Impériale

Chopard devuelve a la vida los esplendores del imperio francés. Haciendo eco de los relojes con pavé de diamantes que afirmaron la originalidad de Chopard en la década de 1970, nace un nuevo reloj-joyería. La colección Impériale forma parte de la historia de Chopard comprende una serie de relojes redondos o cuadrados, con cronógrafo y / o engastados tanto para hombres como para mujeres.

manufactura responsable

1996 – nuevo edificio de manufactura

Chopard vuelve a sus raíces. Karl-Friedrich Scheufele funda una manufactura de relojes dedicada a la producción de movimientos de alta precisión en Fleurier, en las montañas del Jura. Desde entonces, se han creado nueve líneas de calibres completos. Paralelamente, Karl Scheufele y José Carreras crean conjuntamente una línea de relojes de Edición Limitada cuyos ingresos se destinan a la lucha de este último contra la leucemia.

1998 – Cannes

Este año la marca se convierte en el Socio Oficial del Festival Internacional de Cine de Cannes

2000 – Quattro

Este concepto de calibre integró cuatro barriletes, a fin de incrementar la autonomía de los relojes y mejorar su performance.

2003 – Tourbillon

Se presentó el calibre 02.01 en el modelo L.U.C, un tourbillon de cualidades excepcionales. Y este año se lanzó la colección Happy Spirit, sumándose a la historia de Chopard.

2006 – LUCEUM

El museo de la manufactura celebró 10 años de la apertura de la misma en Fleurier, al tiempo que conmemoró los 30 años de Happy Diamonds.

2007 – Palma de Oro

Durante este año, que marca el 60 aniversario del Festival Internacional de Cine de Cannes y el 10 aniversario de su asociación con Chopard, Caroline Gruosi-Scheufele, que había lanzado esta exitosa asociación al rediseñar la Palma de Oro, presenta la primera alfombra roja. colección compuesta por 60 creaciones de Alta Joyería.

caroline y karl friedrich scheufele close up

2008 – Verticalización

De acuerdo con su determinación de lograr la integración vertical, Chopard fundó Fleurier Ebauches, una entidad propiedad del grupo Chopard que produce movimientos de relojes en blanco con el fin de mejorar la verticalización y aumentar su movimiento y componentes clave, un paso adelante en la historia de Chopard.

2010 – 150 aniversario

Fungió de escenario para la presentación de las colecciones de aniversario: Animal World, 150 piezas únicas de alta joyería con temática animal, así como 4 nuevos modelos LUC con 4 nuevos calibres de fabricación, LUC 1937, LUC Engine One Tourbillon, LUC Tribute to Louis-Ulysse Chopard y LUC todo en uno.

2012 – Alta frecuencia

En la Feria de Baselworld se presentó el L.U.C 8HF, el primer reloj de escape de alta frecuencia (8 Hertz) certificado por COSC.

2013 – Aniversario de Happy Sport 

Lanzamiento del Happy Sport Medium Automatic para conmemorar el 20 aniversario del Happy Sport. Parte de la colección Classic Racing, la línea Superfast se extiende al acero después de los modelos en oro. Los movimientos que impulsan estos relojes de próxima generación son desarrollados y fabricados por Fleurier Ebauches.

2019 – Alpine Eagle

La colección toma las claves del histórico St. Moritz y liga a tres generaciones en cuanto a su creación. Regresa el sport chic con acero reciclado Lucent, diferentes ejecuciones y un mundo de posibilidades.

caroline y karl friedrich scheufele

Empresa responsable

La historia de Chopard no se entendería sin su responsabilidad 360. En 2013, Chopard emprendió, «The Journey», viaje hacia el lujo sostenible, un proyecto impulsado por un sentimiento de profunda humildad y un ambicioso compromiso por marcar la diferencia de forma positiva. Consciente de los retos sociales y medioambientales de la industria de la joyería y en su calidad de empresa familiar, Chopard siempre ha intentado trabajar respetando a las personas y el medio ambiente. Con el transcurso de los años, estos valores han sido cada vez más tangibles y la empresa los ha adoptado en su totalidad, lo que ha llevado a formalizar e implementar un «viaje» en nuestras operaciones y prácticas empresariales. Aunque el destino final todavía no se atisbe en el horizonte, cada acción nos acerca más a lograr un futuro mejor para la empresa, para su gente y para las generaciones venideras.

empresa responsable chopard 2

  • Adquisición responsable
  • Gestión medioambiental
  • Inversión en nuestros equipos
  • Compromiso y concienciación

Como parte de esto se suma la certificación Responsible Jewellery Council, que garantiza las buenas prácticas con la cuales se extraen los minerales comercializados en sus colecciones, certificando el respeto a los derechos humanos, laborales y de transparencia.

oro etico

Oro ético: desde 2018 proviene de rutas trazables extraídos por minas que participan en la Swiss Better Gold Association Fairmined y Fairtrade. Además de obtener el oro con cadena de custodia RJC.

Gestión medioambiental: instalaciones que cumplen con creces todos los requisitos legales, además de ser eficientes y de bajo impacto ambiental, para demostrar el compromiso con el crecimiento sostenible. Asimismo, los embalajes son producto de materiales que cuentan con reconocimientos de certificación forestal, papel certificado y demás.

chopard recursos humanos

Diversidad e inclusión: el recurso humano es importante para Chopard, es por ello que cuenta con una política de inclusión y diversidad de Chopard. Una estrategia de inclusión como método fundamental para dar rienda suelta a todo el potencial de los empleados, tratándolos de manera igualitaria y haciéndoles sentir valorados y respetados. Asimismo, cuenta con una política de aprendizaje para que los empleados conozcan nuevas habilidades en la manufactura, aunado a un programa de capacitación y desarrollo en la joyería y relojería.

manufactura chopard

Modelos representativos de Chopard en su historia

Desde el Happy Diamons, Chopard no ha parado de innovar, prueba de ello algunos de sus hitos relojeros convertidos en íconos.

Happy Diamonds, diseñada por Ronald Kurowski, hoy un referente en la joyería; Saint Moritz de 1980, que dio paso a Alpine Eagle; El Payaso, por Caroline Gruosi-Scheufele en 1985, joyería con humor, juventud y elegancia; Happy Sport, el reloj que celebra la vitalidad femenina con diamantes jugueteando entre cristales de zafiro; Impériale, que celebra la opulencia de la Francia napoleónica; La Strada; Ice Cube; Golden Diamonds, Happy Spirit; Two O Ten; Casmir; La Vida en Rosa; Pushkin; Copacabana; 709 Madison… Todos pieza clave dentro de la historia de Chopard.

Chopard y Cannes

Desde 1998, la Casa colabora oficialmente con el Festival y cada año crea nuevos modelos y eventos para celebrar su perdurable amor por el cine: joyas pensadas para la legendaria “subida de las escaleras”, fiestas en honor de las películas, trofeo  para los jóvenes talentos, Palma de Oro… Chopard acompaña al Festival en cada uno de sus pasos.

Chopard y la Mille Miglia

En mayo de 1977, la mítica carrera Mille Miglia renace tras haber sido interrumpida en 1956. En 1984 se convirtió en una carrera anual en la que Karl-Friedrich Scheufele participó antes de  convencer a su padre para que él también participara. En 1990, Karl Scheufele  compite con Albert Carreras en un Mercedes 300SL con «alas de gaviota», y su hijo con Jacky Ickx en un Ferrari Monza 750 de 1955. A partir de entonces, Karl-Friedrich participa de forma regular.

Grand Prix de Mónaco Historique 

Considerada como una de las carreras de automóviles antiguos más hermosas del mundo, el Grand Prix de Mónaco Historique reúne los bólidos más increíbles, creados entre 1926 y 1978, clasificados en siete categorías en el circuito del Grand Prix de F1. Organizado en 1997 para conmemorar los 700 años de la dinastía Grimaldi, este acontecimiento tenía que haber sido único. Sin embargo, el apasionamiento suscitado por esta concentración de autos legendarios incitó al prestigioso Automóvil Club de Mónaco a renovar la carrera cada dos años. En 2002, Chopard se convierte en el Cronometrador Oficial del evento y la casa crea refinados relojes deportivos de inspiración clásica, los modelos Grand Prix de Monaco Historique, piezas que se entregan a los vencedores de cada categoría. Pasión, emoción, rigurosos criterios de calidad, precisión: cuatro puntos comunes entre el automovilismo y el mundo de la Alta Relojería.

Continúa con: la historia de Happy Diamonds

Síguenos en Instagram

 

Notas relacionadas