Luxury Avenue | Krei | Ultrafemme
Skip to content
la chaux de fonds ciudad nombrada patrimonio de la humanidad por la unesco|la chaux de fonds ciudad nombrada patrimonio de la humanidad por la unesco|la chaux fonds ciudad nombrada patrimonio de la humanidad por la unesco

La Chaux de Fonds, ciudad nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO

‘Hoy te invitamos a hacer un viaje con nosotros sin moverte de casa. Nuestro destino: La Chaux de Fonds, ubicada en el Cantón Suizo de Neuchâtel. Esta pintoresca ciudad fue, durante más de 100 años, el centro mundial de la industria relojera.

Dueños del tiempo

La relojería ciudades de La Chaux-de-Fonds y Le Locle han recibido conjuntamente el reconocimiento de la UNESCO por su valor universal excepcional. Las prodigiosas manos de miles de artesanos se han dedicado desde su fundación, a traer a la vida las más exquisitas y precisas piezas de relojería, haciendo célebre no sólo a la ciudad, si no a toda Suiza.

Fundada en 1656, su crecimiento y prosperidad están ligadas principalmente a la industria relojera. Es el centro más importante de la industria relojera en la zona conocida como el Valle Watch. Completamente destruida por un incendio en 1794, La Chaux-de-Fonds fue reconstruido después de un plan, en forma de cuadrícula perfecta, que fue y sigue siendo original, entre las ciudades suizas. Karl Marx dijo sobre el diseño urbano muy especial de la ciudad que era una “ciudad-fábrica”. El famoso arquitecto Le Corbusier, el escritor Blaise Cendrars y el fabricante de automóviles Louis Chevrolet nacieron allí. La Chaux-de-Fonds es, además, un reconocido centro de arte nouveau.

La ciudad que vio nacer a Rolex, la leyenda

Muchas compañías de relojes han visto sus primeros días en La Chaux de Fonds:

• Bouchet-Lassale SA, en 1978;
• Marathon Watch Co. en 1904 – originalmente fundada como Weinsturm Watch.
• Cyma relojes, 1862 – Schwob Frères y Co. 1892 – Cyma Watch Company.
• Eberhard y Co., de George-Emile Eberhard, en 1887;
• Ebel, por Eugene Blum y Alice Levy, en 1911;
• Gallet y Co., por Julien Gallet, en 1826;
• Girard-Perregaux, por Constantin Girard Perregaux y Marie, en 1856;
• Heuer Leonidas, ahora TAG Heuer, por Edouard Heuer en 1860;
• Invicta Watch Group, por Raphael Picard, en 1837;
• Movado, por Achilles Ditesheim, en 1881;
• Omega SA, en 1848;

• Rotary, por Moise Dreyfuss, en 1895;
• Solvil y Tito, por Paul Ditisheim, en 1892;
• Venus de Paul Arthur Schwarz Etienne y Olga, en 1902;
• Vulcain por Maurice Ditisheim, en 1858.

Y por supuesto, la más célebre casa relojera del mundo: Rolex marca, registrada por Hans Wilsdorf, en 1908 – Su compañía, Wilsdorf y Davis, Londres, más tarde fue rebautizado Rolex Watch Company, Ginebra y Biel/Bienne.

Bienvenidos a la casa del tiempo

Uno de los atractivos turísticos mundiales de La Chaux de Fonds, es el “Musée International de l’Horlogerie – MIH” (Museo Internacional de la Relojería), dedicado completamente a la historia de la medición del tiempo. Cuenta con 4500 piezas de exposición, entre ellas 2700 relojes y 700 relojes murales. Además de contar con algunas de las creaciones más bellas en este rubro, también se dedica a recoger los archivos y documentos históricos relacionados con el tiempo para poner de relieve no sólo la historia de la técnica, sino también la historia artística, social y económica de la relojería.

El museo, además, es sede cada año del prestigiado premio Gaia, una distinción que se otorga a aquellos que contribuyen a la promoción de la relojería, su historia y su cultura.

Notas relacionadas