Luxury Avenue | Krei | Ultrafemme
Skip to content

Jaeger-LeCoultre celebra 90 años del Reverso en Watches & Wonders

El reloj más reconocible de La Grande Maison cumple 90 años este 2021, y si bien ya te compartimos la historia completa, click aquí para conocerla, este año Watches & Wonders recibió una de las noticias más impactantes respecto al emblemático modelo: el Reverso Hybris Mechanica Calibre 185. Resultado de más de seis años de desarrollo, combinando áreas clave de savoir-faire en Jaeger-LeCoultre con innovadoras indicaciones astronómicas.

Jaeger-LeCoultre celebra 90 años del Reverso en Watches & Wonders

Reverso Hybris Mechanica Calibre 185

Es el primer reloj de pulsera del mundo con cuatro diales funcionales. Al incorporar tres pantallas de información lunar en la cara interior de la caja icónica de Reverso (el ciclo sinódico, el ciclo dracónico y el ciclo anomalístico lunar), el Hybris Mechanica Quadriptyque puede predecir la próxima incidencia global de eventos astronómicos como superlunas y eclipses.

Jaeger-LeCoultre celebra 90 años del Reverso en Watches & Wonders

Tourbillon y calendario perpetuo

Naturalmente, el tourbillon es uno de los principales protagonistas del nuevo Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 (Quadriptyque). Ocupando la posición de las 7 en punto en el anverso de la caja, un tourbillon volante hace una rotación por minuto.

Como late en cadencias regulares de 4 Hz (28 mil 800 a/hora), cada ocho latidos marca el paso de un segundo. Los segundos se acumulan en minutos, en horas, días, semanas, meses y años. El anverso de la caja Quadriptyque, muestra las indicaciones de un calendario perpetuo, un mecanismo centenario que siempre muestra la fecha correcta a pesar del número irregular de días de cada mes.

También tiene en cuenta los años bisiestos, mostrando un día 29 en el mes de febrero cada cuatro años. Destacando la precisión de la construcción Jaeger-LeCoultre Calibre 185, las indicaciones del calendario perpetuo son instantáneas y cambian al dar la medianoche. Además, las complejidades de la construcción del Calibre 185 requerían que la fecha se mostrara en la posición de las 5 en punto en el dial. En Jaeger-LeCoultre, solo la perfecta legibilidad de una gran fecha se consideró aceptable para un reloj de tal prestigio, lo que requirió la creación de un nuevo sistema de discos de visualización de fecha para acomodar las dimensiones del tourbillon volante.

Jaeger-LeCoultre celebra 90 años del Reverso en Watches & Wonders

Sonería

Con el deslizamiento de una palanca ubicada justo encima de la corona, el Quadriptyque desata su melodía. Primero, una serie de notas bajas, correlacionadas con la cantidad de horas. En segundo lugar, un alterno de notas altas y bajas, correspondientes a los cuartos de hora. Y concluyendo la melodía, una sucesión de notas altas, indicando el número de minutos que se sumarán a los cuartos transcurridos.

Visibles a través de las aberturas en la platina del movimiento decorada a mano con el motivo de guilloché conocido como clous de Paris, se encuentran elementos del mecanismo de repique asociado de manera única con la experiencia sonora de Jaeger-LeCoultre. Estos incluyen el gobernador de timbre silencioso, patentado por el fabricante en 1895 para eliminar el zumbido creado por el sistema de anclaje más antiguo.

Las innovaciones internas más recientes exhibidas en el Quadriptyque son los gongs de cristal (vistos por primera vez en el Master Minute Repeater Antoine LeCoultre de 2005) que unen los gongs repetidores directamente al cristal de zafiro para explotar las propiedades acústicas óptimas del material, la sección transversal cuadrada. El perfil de los propios gongs que maximizan el contacto y la transmisión de energía entre los martillos y los gongs (un pilar de los relojes de repetición de Jaeger-LeCoultre desde 2006), y los martillos de trebuchet articulados (desarrollados para la Hybris Mechanica Duomètre à Grande Sonnerie 2009) que brindan una limpieza y fuerte golpe a los gongs. En conjunto, estas innovaciones permiten a los repetidores de minutos de Jaeger-LeCoultre producir algunos de los relojes de pulsera con sonería más fuertes y claros de la actualidad.

Jaeger-LeCoultre celebra 90 años del Reverso en Watches & Wonders

El debut en el Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 es una ingeniería completamente novedosa de los componentes del repique para crear un repique continuo sin pausas entre las horas, los cuartos y los minutos. El mecanismo de repetición de minutos convencional utiliza bastidores pivotantes especiales que leen el tiempo en una serie de levas y luego proceden a activar cada grupo de notas sonoras por turno.

Esto a menudo da como resultado espacios silenciosos entre los grupos de notas repicadas, especialmente cuando solo hay horas y minutos para tocar, sin cuartos intermedios. El Hybris Mechanica Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon (2014) y el Master Grande Tradition Gyrotourbillon Westminster Perpétuel (2019) lograron avances excepcionales en los conocimientos técnicos al reducir estos espacios silenciosos, pero el Reverso Quadriptyque ha alcanzado la máxima experiencia en este campo. zona. Al refinar e invertir pasos específicos en esta secuencia mecánica, el Quadriptyque ha logrado eliminar estas brechas por completo. El timbre del Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 es una obra ininterrumpida de excelencia acústica. Es el sonido de la innovación en su máxima expresión.

Jaeger-LeCoultre celebra 90 años del Reverso en Watches & Wonders

El tiempo del espacio

Jaeger-LeCoultre ha dominado todos los aspectos de la expresión del tiempo, desde lo cotidiano hasta lo esotérico. Una de las complicaciones distintivas de Jaeger-LeCoultre es la visualización del tiempo sidéreo, tiempo que se determina con referencia a las estrellas en lugar del Sol, presentado por primera vez en la Gran Complicación Master Gran Tradición (2010).

Este año, por primera vez en la historia de la relojería mecánica, Jaeger-LeCoultre une tres pantallas de información lunar: el ciclo sinódico, el ciclo dracónico y el ciclo anomalístico lunar, en un solo reloj de pulsera. Esta combinación micromecánica única de indicaciones, ubicada en la cara interior de la cuna del Reverso Hybris Mechanica Calibre 185, permite la determinación de eventos de eclipses (tanto solares como lunares) y fenómenos lunares raros como las superlunas.

Ocupando la mitad superior de la cara interior de la caja del Reverso Quadriptyque hay una representación masiva de las fases de la luna en el hemisferio norte. Una luna grabada con láser es cubierta progresivamente y revelada por un disco de laca azul móvil con decoración de purpurina dorada, correspondiente a la edad de la luna en el ciclo sinódico. Mientras que las visualizaciones convencionales de la fase lunar acumulan un día de error después de 32,5 meses, la visualización de la fase lunar del Quadriptyque requiere solo un ajuste después de 1.111 años.

Justo debajo de la exhibición de la fase lunar, a la izquierda, hay una con un sol tridimensional micro-esculpido en oro rosa orbitado por una pequeña luna hemisférica. Este contador muestra el ciclo dracónico, que muestra cuándo la trayectoria de la Luna se cruza con la órbita de la Tierra alrededor del Sol (conocida como eclíptica). Tal intersección tiene lugar dos veces en cada ciclo, indicado por la alineación horizontal en el contador de la luna y el sol. En este momento, la Luna, la Tierra y el Sol están todos en el mismo plano; sin embargo, es posible que no estén alineados. Para que estén alineados, un fenómeno conocido como sicigia, se debe cumplir una condición adicional: la Luna debe estar en su fase nueva o completa. Cuando eso sucede, ocurre un evento de eclipse en la Tierra, ya sea un eclipse lunar si la Luna está en su fase completa, o un eclipse solar si la Luna está en su nueva fase. Sin embargo, la visibilidad real del eclipse depende de varios factores, como la posición geográfica del observador.

A la derecha del contador de ciclos dracónicos hay una representación abovedada de la Tierra, micropintada en esmalte, con una luna hemisférica en órbita excéntrica a su alrededor. Este contador representa el ciclo anómalo, mostrando la distancia variable entre la Tierra y la Luna. En su apogeo, la Luna se encuentra en su mayor distancia de la Tierra y está más cerca en su perigeo. Cuando la Luna está en su fase completa cerca o en el perigeo, ocurre un evento conocido como superluna, en el que la Luna puede parecer hasta un 14% más grande de lo normal en el cielo. La visualización del ciclo sinódico, dracónico y anómalo en un reloj de pulsera no tiene precedentes en relojería, con las dos últimas indicaciones protegidas por patente, lo que convierte al Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 en el único reloj jamás fabricado que proporciona tal profundidad de información sobre fenómenos astronómicos.

Jaeger-LeCoultre celebra 90 años del Reverso en Watches & Wonders

Caja, técnicamente compleja

El Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 se ofrece en una caja excepcional con un mecanismo incorporado que permite al usuario configurar de forma rápida e intuitiva todas las funciones de calendario y astronómicas del reloj después de un período de inactividad.

Se usa una corona de dos posiciones en el costado de la caja para establecer primero el número de días que han transcurrido desde que se usó el reloj por última vez. Con el Quadriptyque colocado dentro del marco de soporte de corrección, la corona correctora de caja se puede extender a su segunda posición y darle cuerda para llevar rápidamente el reloj a la fecha actual para todas las indicaciones astronómicas y del calendario. No hay riesgo de sobrecorregir el reloj o dañar el movimiento, ya que todo el proceso está controlado por el mecanismo corrector de caja.

Jaeger-LeCoultre celebra 90 años del Reverso en Watches & Wonders

Jaeger-LeCoultre Reverso One Precious Flowers

Del otro lado de la técnica encontramos la belleza y la artesanía. En esta ocasión La Grande Maison ha presentado cuatro nuevos relojes de Edición Limitada basados en Reverso One, e intervenidos por los artesanos de Métiers Rares, de la manufactura de Le Sentier. Diversas técnicas fueron empleadas, y se echó mano de la inspiración floral con: Calas Rosas, Lirios Blancos, Calas Púrpuras y Calas Azules.

La creación de estos relojes ha reunido múltiples oficios artísticos —esmaltado, grabado y trabajo de engaste— en una notable colaboración entre artesanos altamente cualificados que se encuentran en el apogeo de sus capacidades.

Flores en cuatro interpretaciones

Los lirios blancos, que simbolizan la pureza, la devoción y el honor en el lenguaje de las flores, decoran la caja de oro blanco. El fondo de oro liso se ha grabado en relieve, una técnica mediante la cual se esculpe el metal del fondo, para dejar solo los contornos en relieve del diseño floral. Cada una de las flores está completamente grabada a mano, para reproducir la textura de los pétalos de los lirios con gran detalle. En contraste con los tonos fríos del oro blanco, las hojas están esmaltadas en azul intenso y los estambres en azul claro. Para crear el fondo azul cielo, se cortan obleas finas de madreperla con la forma exacta y se colocan en su lugar. Los diamantes engastados con granos embellecen toda la caja, y crean una envoltura impecable desde el anverso hasta el reverso, mientras que la corona está adornada con un diamante engastado en el reverso. 

Las calas rosas —símbolo de admiración y aprecio— complementan los tonos cálidos de la caja de oro rosa. Con un fondo lacado en negro que proporciona un contraste espectacular, las flores están esmaltadas en tonos rosas graduados, mientras que el follaje está totalmente engastado con diamantes. La corona está adornada con un diamante engastado en el reverso, y diamantes engastados con granos adornan toda la caja, para envolver a la perfección desde el anverso hasta el reverso. 

Dos modelos completamente engastados con diamantes también cuentan con calas: las calas púrpuras (de oro rosa) simbolizan el encanto y la pasión, y las calas azules (de oro blanco) la elegancia y el refinamiento. En estos dos relojes, las flores y las hojas están esmaltadas, y todo el fondo presenta diamantes con engaste «nieve», una técnica exigente que requiere aproximadamente una hora para engastar solo cinco o seis piedras. En total, el engaste de estas piezas requiere 95 horas. El diseño floral envuelve a la perfección los laterales de la caja, desde el fondo hasta el bisel, con curvas y ángulos que añaden un alto grado de complejidad al trabajo de los artesanos.

Estos nuevos relojes, enmarcados en la caja alargada del Reverso One y complementados con brillantes correas de piel de aligátor de vivos colores, son una alegre expresión de la elegancia femenina. Naturalmente, dada la maestría de la Maison en el campo de la relojería técnica, no ha habido ninguna concesión en cuanto al movimiento, y el Reverso One Precious Flowers presenta el Jaeger-LeCoultre Calibre 846 de cuerda manual, un movimiento de forma rectangular especialmente desarrollado para el Reverso.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds in green

Los colores forman parte del modelo histórico, y lo hemos visto con diales en marrón chocolate, rojo, burdeos o azul; carátulas lacadas y demás.  Durante décadas, el Reverso ha aparecido con diversas carátulas y con cajas de diferentes tamaños, —sin comprometer nunca la integridad del diseño original— en 2016 Jaeger-LeCoultre volvió a los códigos de estilo del modelo original de 1931 para crear una serie de modelos Tribute.

Para 2021, en un guiño a aquel uso temprano del color que caracterizó al Reverso, la Grande Maison presenta el Reverso Tribute Small Seconds verde. Los intensos tonos de la carátula de laca con acabado tornasolado cepillado y el brazalete de piel a juego recuerdan el verde profundo de los bosques de pinos que rodean la sede de Jaeger-LeCoultre en el Valle de Joux.

La carátula presenta horas están marcadas por índices aplicados, su forma facetada evoca la forma de las agujas Dauphine y añade profundidad visual a la superficie lacada. En la mitad inferior de la carátula, el indicador del segundero pequeño circular ofrece un contrapunto a la geometría lineal de la esfera y la caja. El motivo tornasolado en el interior de la caja, que evoca el acabado tornasolado cepillado de la carátula, se muestra cuando se le da la vuelta a la caja.

La caja es de 8.5 mm y alberga el Calibre Jaeger-LeCoultre 822/2 de cuerda manual; un movimiento cuadrado con segundero pequeño diseñado expresamente para el Reverso, que ofrece una reserva de marcha de 42 horas. Reverso Tribute Small Seconds se abraza al pulso mediante una correa de piel de becerro fabricado por Fagliano, Casa de peletería argentina famosa por la fabricación de gear para la práctica del polo, deporte que dio origen al Reverso.

Para consultar la disponibilidad e información de relojes Jaeger-LeCoultre, comunícate con nuestro Concierge (998) 109 0940. Estará encantado de atenderte.

Continúa con: estos son los nuevos modelos de Rolex 2021.

Síguenos en Instagram.

Notas relacionadas