Skip to content
el nuevo integrante de tu coleccion de relojes

El nuevo integrante de tu colección de relojes

La firma Romain Jerome tiene una línea de guardatiempos fabricados con restos del Titanic.

Fue en 1912 cuando el barco más famoso en la historia colapsó contra un iceberg y ocasionó una de las tragedias marinas más terribles de la historia. Se tienen muchas teorías de lo que pudo haber pasado, de las vidas que se pudieron salvar y de lo que hubiera pasado si el Titanic hubiera zarpado más de una vez pero, aunque estas ideas siguen en el aire, lo cierto es que el navío se destruyó y con sus fragmentos cuenta su historia.

Para conmemorar la travesía del Titanic y homenajearlo como se merece, la firma suiza Romain Jerome tomó piezas originales extraídas del casco del barco y las mezcló con acero para crear una aleación especial combinada con cerámica, platino, oro y brillantes. El resultado es Titanic-DNA, una exclusiva línea de relojes con un pasado singular.

UJ5.1

Crédito foto: Romainjerome.ch

 Las agujas están inspiradas en el ancla del trasatlántico y su edición se limita a dos mil 12 piezas.

 

 

Notas relacionadas