Skip to content
diamanes de calidad ultrajewels|como descubrir si tu diamante es real o es solo una pesima imitacion

Cómo descubrir si tu diamante es real o imitación

No sabes si tu diamante es real o imitación, tienes dudas y prefieres asesorarte con los expertos… En Ultrajewels– te decimos cómo distinguir un buen diamante de una copia.

Recuerda que un diamante es, además de un hermoso regalo, una inversión. Es por ello que te recomendamos seguir los siguientes tips para comprobar que la piedra que te llevas corresponde a los certificados que te entregan, y al precio, claro está.

Cómo saber que mi diamante es real o imitación, cómo determinar su valor

UJ3

Crédito: reenaahluwalia.com

  1. Realiza una prueba casera. ¿Cómo? Coloca la piedra frente a tu boca y emite vapor con tu boca, justo como lo harías con un espejo. Si se mantiene empañada por un par de segundos, probablemente se trate de una falsificación pues un diamante real dispersa el calor de tu aliento instantáneamente y no se empañará con facilidad.
  2. Revisa el engaste y la montura. Así como no te comprarías un auto de lujo para dejarlo en una calle peligrosa, un diamante de alto valor irá montado en metales preciosos. Revisa que lea 10K, 14K, 18K, 585, 750, 900, 950, PT, Plat. Si lees la siglas “C.Z.” esto indicará que la piedra central no es auténtica, esas siglas corresponden a zirconia cúbica, que no es otra cosa que un diamante sintético.
  3. Método de papel periódico. Toma la piedra, colócala boca arriba sobre un papel periódico o texto. Si puedes leer lo que dice, e incluso notar manchas negras distorsionadas, se trata de una imitación. Los diamantes originales fragmentan la luz de tal forma que no podrás leer nada. Aunque puede que el corte esté distorsionado.
  4. Prueba del punto. Dibuja un punto pequeño en un pedazo de papel blanco, coloca la piedra sobre el punto y mira a través del diamante. Si es original no podrás verlo, si es falsificación notarás una reflexión circular en ella.
  5. El vaso con agua. Deja caer la piedra en un vaso con agua y fíjate qué pasa con ella. Su alta densidad hará que la piedra descienda al fondo sin problema alguno. Así podrás distinguir si tu diamante es real o imitación.

Calidad en los diamantes, las 4C

Una vez que te has asegurado de que la piedra por la que pagaste o estás a punto de hacerlo es un diamante y no una copia. Llega el momento de determinar la calidad de ésta. Y para ello utilizamos la famosa fórmula 4C, los cuatro criterios nombrados así por Clarity, Carat, Colour y Cut.

  1. Corte o talla: permite revelar el brillo del diamante. El corte o tallado hace referencia a las proporciones de la piedra, el diamante brilla en función de su talla. Si sus proporciones son adecuadas brillará como la estrella más iluminada en el firmamento. Existen diferentes cortes, tallas, a continuación las más utilizadas: brillante, princesa, pera, baguette, marquesa, oval, corazón.
  2. Color: cuanto más claro más escaso, bello y apreciado. Ojo, existen diamantes con claridad excepcional y un color marcado, pero esa es otra historia. Regresando al tema del color éste vendrá en proporción de su pureza, mientras más turbio menos puro, ergo más accesible. La escala divide los grados de color de la D a la Z, siendo D el más puro y Z el de menor pureza. D-F Incoloro; G-J: Casi incoloro; K-M: amarillo pálido; N-R: amarillo muy claro y S-Z: amarillo claro.
  3. Claridad: hace referencia a las imperfecciones naturales presentes en todos los diamantes. Son llamadas inclusiones y pueden deberse a una fractura, a la creación de un diamante dentro de otro, a líquido interno y demás. Todo ello se observa desde la corona del diamante y obedecen a 5 parámetros que te compartimos más adelante.
  4. Quilataje: el peso, es la unidad de medida. Un diamante se mide en quilates ct. Es uno de los parámetros más importantes para tasar su precio, pero no por mayor quilataje es un diamante más puro.

La claridad en los diamantes: 

  • IF – Internally Flawless o sin inclusiones internas visibles a una lupa de 10 aumentos
  • Very Very Small Inclusions en grado 1 o 2, siendo el primer grado una minúscula inclusión visible y grado 2 varias inclusiones minúsculas visibles.
  • Very Small Inclusions en grado 1, una inclusión muy pequeña y grado 2 más de una inclusión muy pequeña visible
  • Small Inclusions, de igual manera en grado 1 y grado 2, con una o más inclusiones pequeñas visibles
  • Included, a tres grados, siendo el 1 una inclusión visible a simple vista; grado 2 numerosas inclusiones visibles a simple vista con disminución de brillo y grado 3, numerosas inclusiones visibles claramente a la vista que disminuyen el brillo y comprometen la estructura del diamante.

Continúa con: diferentes estilos de joyas para la mujer

Síguenos en Instagram

Agenda una cita con nuestro Concierge (998) 109 0940  y descubre todo lo que deseas saber respecto al diamante.

 

Notas relacionadas