Skip to content
chanel horlogerie piezas de extraordinaria belleza y elegancia|chanel horlogerie piezas de extraordinaria belleza y elegancia

Chanel Horlogerie, piezas de extraordinaria belleza y elegancia

Fiel a su tradición de excelencia, las excepcionales piezas de Alta Joyería de la Maison Chanel evocan feminidad y exclusividad, reflejo de la armoniosa combinación entre la poesía propia de su savoir-fairey el rigor de la relojería high-tech.

J12 el primer reloj ícono del siglo XXI: una auténtica revolución estilística

El reloj J12 negro, creado en el año 2000, ha hecho de la cerámicahigh-tech un material preciado y del negro profundo: el color estrella del universo relojero. Una de las maravillas de los últimos años que sigue asombrando y seduciendo, con un encanto que no tiene fin.

J12 Black bisel e índices diamantes baguette

Su intenso color negro es la esencia pura de la cerámica higt-techdesarrollada por Chanel, posee propiedades inigualables, como la resistencia y la insensibilidad a las rayaduras, así como al paso del tiempo. Combinado con oro blanco y 34 diamantes talla baguette, este J12 luce una esfera de 12 índices de radiantes diamantes. Su suntuoso traje de cerámica negra realza las líneas estructuradas de la arquitectura del reloj, destacando su carácter deportivo e innovador, con el sello inconfundible de la elegancia atemporal de Chanel.

J12 White bisel zafiros azul baguette

Inspirado en la competición náutica, el gran blanco, puro e impecable, de cerámica high-tech, se convertiría en un nuevo estándar en la relojería, tanto por el color como por el material precioso innovación exclusiva de Chanel. Con características excepcionales como su dureza -muy superior al acero-, resistencia a los choques térmicos más intensos, propiedades aislantes y biotérmicas, inmune a los arañazos y aún más allá de estas magníficas prestaciones, la cerámica en este modelo es increíblemente sensual, de un tacto sedoso que absorbe el calor del cuerpo. Embellecido por sus diamantes talla baguette y los zafiros en su esfera, es en su totalidad una sofisticada obra de arte.

Mademoiselle Privée Camélia

Dos palabras llenas de misterio aparecían en la puerta del taller de Gabrielle Chanel, en la Rue Cambon, París: Mademoiselle Privé. Esta línea revela sus símbolos más queridos al igual que sus objetos de deseo. La Camelia era la flor preferida de Mademoiselle Chanel y en esta pieza de arte se revela con incrustaciones en marquetería de madreperla, un material que evoca perfectamente el efecto aterciopelado y la suavidad de los pétalos de la flor. Su caja en oro blanco de 18 quilates, engastada con 60 diamantes y esfera de onix, luce 7 índices de diamantes talla brillante. Su pulsera en satén negro consentirá su muñeca, llevando consigo uno de los íconos más emblemáticos de todos los tiempos.

Première oro blanco y diamantes

El reloj femenino Chanel por excelencia. Inspirado en el legendario tapón del perfume N°5 y en las proporciones geométricas de la encantadora Place Vendôme de París, su forma octogonal en oro de 18 quilates engastada con 52 diamantes, realzada por la elegancia del cristal de zafiro con cantos recortados y pulsera en oro blanco de 18 quilates y cerámica hih-tech blanca, que incorpora 202 excepcionales diamantes. El reloj Première cautiva de inmediato, es la efigie de los valores más tradicionales y representativos de la Maison Chanel.

Fil de Camèlia

Andrógina y ambigua, la Camelia simboliza la imagen de la flor prohibida que nos recuerda el gusto por la provocación de Gabrielle Bonheur Chanel. Sin perfume y sin espinas, la Camelia la sedujo igualmente por su simplicidad. A diferencia de la opulencia de una rosa, prefirió su sobriedad, sus curvas casi geométricas y el orden de sus pétalos en una regularidad perfecta. La Camelia blanca terminó siendo su emblema, magistralmente representada en esta excepcional pieza de Alta Joyería que trae consigo el espíritu indomable de Mademoiselle Chanel.

Conozca las más deseadas y extraordinarias piezas de la MaisonChanel en Ultrajewels.

Notas relacionadas